Cálculo y registro de huella de carbono

La huella de carbono es un certificado en el que se miden las emisiones de dióxido de carbono (CO2) que se realizan en la cadena de producción de bienes, desde la obtención de materias primas hasta el tratamiento de desperdicios, pasando por la manufacturación y el transporte.

Por tanto, la huella de CO2 es la medida del impacto que provocan las actividades del ser humano en el medio ambiente y se determina según la cantidad de gases de efecto invernadero producidos, medidos en unidades de dióxido de carbono.

Con la huella de CO2, se pretende que las empresas puedan reducir los niveles de contaminación mediante un cálculo estandarizado de las emisiones que tienen lugar durante los procesos productivos.

La huella de carbono representa una medida para la contribución de las compañías a ser socialmente responsables y un elemento más de concienciación. En el corto plazo concederá una ventaja competitiva, tanto económicamente como por imagen de marca y elemento diferenciador de la competencia. En el medio plazo será una herramienta sin la que no se podrá competir.

CREO dispone de especialistas en los diferentes estándares internacionales empleados en la determinación del cálculo de la huella de carbono (PAS 2050, GHG Protocol, ISO 14064, etc.…) asegurando el empleo de la metodología de cálculo más adecuada para cada cliente.